sábado, 28 de noviembre de 2015

Empanadico de calabaza


Fuera de la provincia de Huesca no sé si se conocerá mucho esta receta pero la verdad que es un dulce muy típico en estas fechas y me trae bonitos recuerdos así que tenía especial interés en adaptarla. El primer intento fue sin huevo, sin lactosa y sin gluten pero la verdad que lo del huevo... lo tuve que dejar por imposible! Así y todo, al final ha quedado bastante aproximado y con estas cantidades sale un empanadico (o pastillo, que depende de la zona el nombre cambia) grande o un par medianos.

Ingredientes:
  • 475 gramos de harina Proceli (o Auchan)
  • Medio sobre de levadura de panadero
  • 300 milílitros de agua
  • 75 milílitros de aceite
  • Un cuarto de naranja
  • Una cucharadita de anís estrellado (o en grano)
  • Un cucharada sopera y media de azúcar
  • 2 huevos
  • 300 gramos de calabaza limpia y laminada
  • Pasas
  • Piñones
  • Nueces
  • Canela y azúcar

Preparación:

En un cazo ponemos a hervir el agua con el aceite, la naranja, el anís y la cucharada y media de azúcar. Mientras tanto tamizamos la harina junto con la levadura en un cuenco. Cuando haya roto a hervir la mezcla del cazo la vertemos colando sobre la harina para escaldarla. Con una espátula vamos mezclando con cuidado porque quemará y cuando sea manejable la amasamos hasta que quede una masa lisa y nada pegajosa.

Cuando la masa se haya enfriado de todo es el momento de incorporar los huevos. Hay que hacerlo de uno en uno y verás que la masa se vuelve de pronto casi inmanejable y muy pegajosa. Conforme se vaya amasando adquirirá una textura muy manejable y elástica. Hacemos una bola, la ponemos en un cuenco tapada con film y la dejamos reposar en torno a una hora.

Estiramos la masa sobre un papel de horno dejándola bastante fina. Yo utilicé un rodillo ajustable y la dejé a dos milímetros. Aquí hay dos maneras, o bien estiramos toda la masa para rellenar la mitad y luego doblarla sobre sí misma o bien cortamos la masa en dos para rellenar una mitad y colocar la otra mitad como "tapa". Sea como sea, ponemos la calabaza de manera uniforme y sobre ella repartimos generosamente una mezcla de canela y azúcar, así como los piñones, las nueces picadas y las pasas remojadas.

Cerramos la masa, sellando bien los bordes con un poquito de agua y pintamos toda la superficie con un poco de aceite de oliva. Volvemos a poner por encima más mezcla de canela y azúcar y hacemos unos cuantos agujeros por la superficie para que al cocer pueda respirar el relleno. Finalmente lo metemos en el horno precalentado a 180 grados durante 30 minutos o hasta que tome un color tostado.

7 comentarios:

  1. Tomo nota, me encantan los empanadicos de calabaza!!! Este año ya veo que va a ser imposible lo de guardar la línea, sobretodo si empezamos ya a primeros de diciembre!!! jajaja
    Gracias por la receta, :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja es que yo voy con reloj de supermercados así que... cada vez comienzo antes!

      Eliminar
  2. solo se pone 300 mililitros de agua y 75 de aceite?? me parece muy poco ¿¿??? gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, con esas proporciones queda la masa bien aunque es el huevo el que le da elasticidad después. Espero que lo pruebes y te salga genial!

      Eliminar
  3. me encanta tu receta. yo los hago pero sin escaldar la masa. estos los voy a hacer en breve. muchas gracias por compartir tu trabajo

    ResponderEliminar
  4. me encanta tu receta. yo los hago pero sin escaldar la masa. estos los voy a hacer en breve. muchas gracias por compartir tu trabajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por leerme! Yo encantado de que las recetas os sirvan.. ya me dirás que tal te queda!

      Eliminar